viernes, junio 01, 2012

Otra vez quejándome...


¿Saben qué? Ya me cansé, me cansé de esta vida que llevo... me cansé de vivir preocupada, estresada, atemorizada.

Me cansé de esta casa y cansé del olor a madera, olor a humedad, olor a antiguedad, me cansé de estar pendiente de juicios y demandas por esta, me cansé de las esperanzas y preocupaciones de mis padres asi como me cansé de leer documentos con términos que ni entiendo. Me cansé de vivir 22 años en una casa que nunca ha sido de mi familia, me cansé de esperar por mi cuarto propio. Me cansé de soñar junto a mi madre, las miles de modificaciones y arreglos a nuestro antojo, cuando esta propiedad pasara a su nombre...

Me cansé de ser la hermana mayor, me cansé de ser la más "vieja" de esta casa, además de cansarme de fungir a veces de ser "madre". Me cansé de preocuparme por mis hermanas y en tratar de modificar aspectos de mi vida, por darles un buen ejemplo, ¿Saben? Siempre se trata de que soy la mayor de todas, hasta olvidarme que ya ni una de ellas tiene menos de 18 años... me cansé de exijirles ser mejores en sus estudios, estar al pendiente de la salud de ellas, que de vez en cuando se hagan un checkeo médico. Me cansé de estar al pendiente de que coman bien, que vivan sano, asi como que tengan buenos hábitos. Me cansé de ser quien decida darles permiso o no a sus salidas, también me cansé de preocuparme por ver con quienes se juntan. Me cansé de rastrearlas y esperarlas hasta la madrugada con tal de verlas llegar a casa sanas y salvas, muy a pesar de que son sangre de mi sangre, esas preocupaciones deben ser las comunes, pero soy sincera, me cansé.  Me cansé de ser quien tome algunas de las responsabilidades o sacar la cara por esta familia.

Me cansé de mis "amigos", me cansé digamos de las amistades que me rodean. Me cansé de tratar de relacionarme, porque francamente creí no era necesario hacer el esfuerzo si me tenía a mi misma, pero la vida siempre me da la contra poniendome en situaciones en donde siempre necesito la ayuda de alguien. Asi que me cansé de mi falta de sociabilidad, me cansé de disimular que puedo encajar con el resto para no quedar fuera, pero no puedo (Inscluso desistí de clasificar mis intereses y cosas en común por esto), ellos sólos se aíslan en grupos y nunca encajo y me canso. Aún sin hacer el esfuerzo necesario, me cansé de las amistades raras que obtuve, me canse de las diferencias abismales que tengo con ellos, me cansé por ejemplo de nuestras diferencias económicas, de nuestras diferencias sociales, de nuestras diferencias entre las cosas que realmente nos preocupa, por ende me cansé de la vida que ellos tienen o han tomado. Agradesco que al menos sepan que existo y se acuerden de mi onomástico, pero me cansé que recurran a mí, sólo cundo están en su peor estado emocional o peleados con el mundo por cosas tontas. Me cansé por no ser correspondida y atendida con el mismo tiempo e importancia que yo les puedo dar. Me cansé de sus peleas tontas de las que no soy parte y me cansé de tener que elegir un bando, es más, no sé ni porqué me junto con ustedes y por cierto, odio el Starbucks, detesto que extrañen sus bebidas y demás comidas, cuando luego no tienen ni para ir al cine y menos para ir al concierto de los Sonic Youth. Me cansan y lo saben...

Me cansé de ser la hija correcta, es parecido a lo de ser la hermana mayor, sólo que esta vez soy la hija. Me cansé de ser la buena, la comprensible, la racional. Casi nadie en mi familia sabe de mi ataque de frustración y de lo colérica que puedo ser, al punto de romper y patear cosas. Pero claro, al no tener cuarto propio ¿Que se esperaba? Pues nada, tragar cólera y almacenarla, hasta que no pueda y ser paciente a esperar a la soledad en mi casa. Me cansé de ser la hija que sea la esperanza, el futuro y el orgullo de esta familia ¿Ahora lo soy? No, ya pasé radicalmente y tardíamente, a ser la decepción. Pero puedo estar tranquila a que nadie me va a decir nada, totaaaaaal, alguien tenía que pegarla de "natacha" por aqui, les sale gratis. Lo peor de cansarme de ser buen hija es el hecho de tener que soportar la personalidad machista, estricta y a veces retrógada de mi padre, en realidad siempre he querido hablar mal de él en este Blog, pero por el respeto a los buenos y pocos momentos de dedicación como Padre, no lo hago. Me cansé de ocultar que fumo, me cansé de ocultar mis hobbies, me cansé de negar mi gusto por el rock rompe tímpanos, me cansé de negar el haber experimentado muchas cosas consideradas incorrectas por mis padres.Por último me cansé de las limitaciones que me han puesto en casa para seguir siendo la hija ejemplo. Esto realmente pasa en estos tiempos.

Estoy cansada de ser YO, estoy cansada de quejarme de mi vida, estoy cansada de quejarme de mi suerte. Estoy cansada de ser tan FALSA pero tan FALSA conmigo misma que me miento una y otra vez para evitar mi realidad, aún sabiendo que todo lo que prefiera ocultar bajo una mentira, siempre sale a la luz y me expone de la peor forma. Estoy cansada de lo hipócrita que soy al negar mis errores, cansada de buscarme excusas., cansada de mi conformismo. Cansada de esa inagotable Falta de voluntad, de la que me he quejado en este Blog durante años. Estoy cansada de pensar que debo recurrir a un psicólogo para ponerle un orden a mi vida, quizás un terapeuta o un psicoanalista...  Estoy cansada de contar la misma historia de siempre... 

Estoy cansada de ser Karina V.C., la chica sobreprotegida por su madre. Ya son 7 años que no la veo y fué la ocasión en la que perdí a mi mejor amiga tambien. Sé exactamente en lo que me he convertido en todo este tiempo, en una chica desconfiada, insegura, frustrada en planes, con estudios truncos, desempleada... no lo digan, soy una vaga de miercolesssss, le tengo miedo al futuro... No sé cómo he asimilado que mientras este a salvo día a día, no hay de qué preocuparse, salvo convivir con aquellas cosas que me cansan...

El mundo gira y gira, la vida continua, hay cosas importante por el qué preocuparse en nuestro país... pero parece que a mí eso me ha dejado de importar, a las justas me leo un diario los domingos, a las justas prendo la TV pero por mera distración...




PD: Luego que leí todo lo que había escrito en una amanecida producto de la intervención y ayuda del alcohol, me avergoncé de éste escrito y quise borrarlo, pero qué mejor que odiarme un poco por reconocer lo estúpìda que puedo ser realmente... lo bueno es que aún tengo ganas de vivir...