lunes, marzo 26, 2012

Y no sentí que pasaron los 3 meses...

¿Que cómo me vá? Pues bien, la misma lista de metas incumplidas, los mismos deberes de siempre, las diferencias de padre e hija de siempre, las propias discusiones entre hermanas de siempre. La casa y sus problemas de siempre... pero algo ha ocurrido en todo ese tiempo de ausencia Bloguística... algo comenzó demasiado bien con un anuncio la primera semana de Enero e hizo que estuviera demasiado inquieta, demasiado emocionada, incluso mandé al diablo toda esa gran mierda del drama y demás crisis existencial. Días sin poder dormir, días con ansias... y no paró hasta comenzar Marzo y hacer la cuenta regresiva... y fué asi, que el 11 de Marzo fué el mejor de mis días... Incluso puedo decir sin dudar, que si ha llegado el momento de pagar mis pecados, dios puede ir cobrándoselas todas... incluso puedo morir, pero ya le dije a mi hermana menor, que puede decir que morí feliz y con uno de mis pocos deseos cumplidos...

He sido tán feliz, que hasta ahora pienso que no lo he merecido y hasta milagrosamente recibí un golpe de suerte, de esos que siempre espero y pido y no llega. Bueno, esta pequeña confesión puede resultar ya, bieeeeen aburrida... y más porque no pienso detallar qué demónios me hizo tan happy. No lo entenderían y facil hasta salen etiquetándome con la clase de personas que andan casi en la misma vaina que yo...

Lo único que puedo hacer para terminar con esto, es que le agradesco infinitamente a esas 3 personas, el haber venido, el haber tan sólo asentido la cabeza o haber dicho un desganado: Ya ya Ok! allá vamos!
Mi maliciosa mente, aún piensa que ustedes pueden ser tan humanos, que imagino que mentalmente hicieron una lista de las cosas que odiaron al llegar aqui... incluso deben haberse largado de estas tierras, fastidiados con nosotras y nuestros actos. Pero hay otra parte de mí, que los sigue endiosando y creyéndolos perfectos, gracias por tanto amor.

Luego de eso, Kari no ha sido la misma persona emocionalmente hablando. Lamento que las cosas hayan dado un vuelco rápidamente y las malas noticias llegaran a la velocidad de un rayo... Lo sufrí, lo padecí, lo sentí como si fuera cercano el dolor de perder a un ser querido... No sé que rayos me pasaba, pero mi depresivo pensamiento no hacía, mas que suponer el cómo se sentía esa persona que me dió uno de los mas geniales días. Lo que menos importaba y en lo que más pensaba era que eso fué tan triste, que insluso ha podido borrar algunos buenos recuerdos de tu visita, o que todo significara que mandarías al olvido todo lo vivido aqui, porque simplemente el destino en pocas horas, trajo un trágico momento a tu vida y es suficiente como para no recordarlo más y avanzar...

Me quedo corta en palabras, no sé que decir en esos casos. Espero que seas más fuerte que yo, sé que lo éres. Esta empatía no correspondida, que empezó a tejerse desde que descubrí que tenemos las mismas líneas en las manos, que tenemos las mismas canciones favoritas (De melodías suaves y algo depresivas) y otros detalles tal vez casuales... han hecho que piense que somos personas similares, muy aparte de que hayamos nacido en el mismo año y en el mismo mes...

¿Ridículo? Si, tal vez... y saben que? Los extraño y facil los voy a extrañar un tiempo más largo... sé que no meresco pedir más, pero sería perfecto que lograse conocer a aquellos quienes faltan... muero de angustia pensando si eso va a pasar o no, o si yo llegaré a vivir ese momento...

De seguro varios tiraron la toalla, tratando de entender esta publicación.

Prometo nuevamente no desaparecer. Prometo nuevamente en hacer al menos una publicación al mes. Prometo ser nuevamente yo, sólo que algo cambiada y prometo traer buenas noticias ¿No? Eso le hace falta a este blog. Ganas no me han faltado de escribir, solo que anímicamente no podía o me la pasé durmiendo, pues como sabrán, soy nocturna y me está costando regresar a ese horario.

Bueno, tal parece que regresaré con el otoño... hasta ese entonces...



PD: En este verano y bueeeeeno, en una sola noche, comprendí el gusto por querer ahogar las penas en chela... estuve fataaaaaaaal, pero gracias a dios en buena compañía y nadie más tuvo que ganarse con mi bochornosa situación. Me sigue pareciendo fea la chela, pero como que en el momento, eso no importa... igual ya fué suficiente con esa noche. Volvamos al inocente vino.